ACADEMIA TIEMPO DE TANGO

En las primeras clases enseñamos a los alumnos los desplazamientos básicos (Previa colocación postural) y los códigos universales que se transmiten en el lenguaje corporal del Tango. Se puede decir que la primera etapa es preponderantemente técnica hasta que se dominan los diferentes recursos y opciones que le permiten al bailarín caminar con elegancia y de forma improvisada, libre de esquemas.

Destacando el abrazo, no solo por ser el aspecto distintivo que lo diferencia de las demás danzas, sino también, como medio de comunicación a través del cual intentaremos transmitir, además de los movimientos a coordinar, esa conexión que debe existir en la pareja donde la sensibilidad del contacto actúa como factor esencial.

En el transcurso de las clases, continuaremos conociendo más recursos, haciendo lugar a las figuras más conocidas, intentando alcanzar la fineza y estética de los movimientos, la economía de esfuerzo que la técnica implica, y el sinfín de posibilidades que nos brinda esta danza.

A los pocos meses de aprendizaje, y si se posee una cierta claridad en cuanto a dinámica y coordinación de desplazamientos básicos se refiere, comenzamos a impartir la base de la Milonga, su cadencia y los diferentes pasos que son propios de este ritmo.

Más adelante, incluimos en las clases, la práctica del Tango-Vals. Conforme avancemos en los niveles, nos introduciremos en la práctica de movimientos complejos y combinaciones (figuras) que requieren para su ejecución, soltura en los desplazamientos y coordinación entre las distintas partes del cuerpo.

Las clases son teórico-practicas, y se basan en las explicaciones del profesor con la posterior ejecución del alumno, constatando por medio de la observación directa la calidad de los movimientos.

En nuestra web metododoce.com puedes comprobar que nuestra forma de trabajar cuida al máximo los pasos a seguir para garantizarte el aprendizaje del Tango Argentino.

Facebook
YouTube
LinkedIn